Compraventa de viviendas por extranjeros en la provincia de Alicante

Alicante es una de las provincias de España con mayor atractivo para la demanda extranjera de vivienda. Según el Ministerio de Fomento, en  2016 se vendieron 17.690 viviendas a extranjeros en la provincia de Alicante. El 93% de dichas compraventas fueron realizadas por extranjeros residentes en España y el 7% por extranjeros no residentes. La importancia de la provincia queda patente en un dato: El 78% de la compraventa de viviendas por extranjeros en la Comunidad Valenciana  se realizaron en la provincia de Alicante.

Alicante encabeza la lista de provincias españolas con mayor porcentaje de compra de viviendas por extranjeros, seguida de Tenerife, Málaga y Baleares. Durante el pasado año, el 49,75% de las viviendas vendidas en la provincia de Alicante fueron adquiridas por extranjeros.

El mercado británico es el más importante por su volumen de ventas, con una cuota del 25%, sobre el total de compraventas realizadas por extranjeros. La demanda británica de vivienda ha seguido una trayectoria alcista en los últimos años, alcanzado su valor máximo en el año 2015 con un total de 4.826 viviendas, según PROVÍA. En 2016, las ventas de viviendas a este mercado han disminuido un 5,3%, hasta las 4.570 unidades. El desglose de los resultados trimestrales muestra una tendencia descendente desde el brexit. Así tras crecer un 33,7% en el primer trimestre, las ventas moderaron su ritmo de avance en el segundo trimestre (9,7%), finalizando el cuarto trimestre de 2016 con un descenso interanual del 31,1%. La devaluación de la libra y el aumento de la incertidumbre se han traducido en una reducción de la compra de vivienda por parte de nuestro principal demandante.

A pesar de ello, la compraventa de viviendas por extranjeros en la provincia de Alicante ha cerrado el año con un crecimiento interanual del 10%, debido a la fortaleza de la demanda de otras nacionalidades. Destaca principalmente el mercado sueco, el segundo más importante de la provincia (2.339 viviendas), que en 2016 registró un crecimiento interanual del 32%. Le siguen otros mercados como Bélgica (17%), Francia (6,2%), Noruega (2,6%), Alemania (21%) y los Países Bajos (23,5%), así como otros con un volumen de compraventas más reducido, pero que también han registrado incrementos, como Irlanda, Suiza, Italia o China.

En 2016, el precio medio de las viviendas adquiridas por los ingleses ascendió a 135.000 euros, lo que ha supuesto una facturación de 617 millones de euros (sin contar los impuestos relacionados con la adquisición).

Los resultados del primer semestre de 2017 reflejan una continuación de las tendencias anteriores. Durante la primera mitad del año se vendieron en la provincia de Alicante 10.512 viviendas a extranjeros, un 8,1% más que en el mismo período del año anterior. El mercado británico experimentó un descenso interanual del 12,4%, 2.190 viviendas vendidas frente a 2.501, en el primer semestre de 2016. Este descenso fue compensado por el aumento de las ventas a otros mercados. Destacan los incrementos de Bélgica, Alemania, Países Bajos, Italia, Rusia y Suiza.