La Internacionalización, un balón de oxígeno para las pymes

968
Foro de El Mundo internacionalizacion de Camara de Comercio de Alicante
  • Empresarios, políticos y representantes de diferentes sectores debaten sobre la necesidad de abrir nuevos mercados
  • Juan Riera considera vital coordinar esfuerzos para adaptarse al nuevo marco global

La exportación es la clave del éxito y también de la supervivencia de muchas de las empresas de la provincia, de ahí que sea una de las prioridades para las administraciones y las asociaciones empresariales, ya sean ámbito privado, o de entidades como la Cámara de Comercio, a caballo entre el mundo de la empresa y de la administración.

Hace apenas dos años EL MUNDO publicaba que la provincia de Alicante, pese a los esfuerzos realizados, se había quedado por debajo de sus rivales en la dura carrera por la internacionalización del tejido productivo. Los nuevos tiempos de bonanza económica global ofrecen un panorama mucho más alentador. Las empresas alicantinas han tomado conciencia de la necesidad de abrir nuevos mercados. Esta es la principal conclusión que se extrae del foro organizado por EL MUNDO y la Cámara de Comercio en el que han tomado parte representantes de diferentes sectores, representantes de la administración y dirigentes del ICEX y que fue moderado por Héctor Fernández, delegado del diario en Alicante.

Juan Riera, presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, afirmó que tras la gran crisis de 2008, muchas empresas lograron sobrevivir «por abordar la internacionalización a tiempo». La crisis provocó un descenso en las ventas y una reducción del consumo. «Muchas de nuestras empresas se adaptaron, pero esto sigue cambiando a una gran velocidad y hay que hacerse visible en el mayor número de mercados posibles», explica Riera, quien confiesa estar «preocupado» por la adaptación de todos los sectores a los nuevos tiempos.

El presidente de la Cámara de Comercio de Alicante destacó la necesidad de crear una marca para poder competir con otras potencias y elogió el made in España, marca que considera «cada vez más importante y reconocida». «No tenemos nada que envidiarle a Italia, si acaso en el diseño y que se vende mejor que nosotros», comentó Riera, quien aconsejó a los empresarios alicantinos «apostar por el marketing» y las «nuevas tecnologías».

«Ya no se trata solo de estar en un catálogo. Ni siquiera en la pantalla de un PC. Hay que estar visibles en los móviles de la gente», argumentó el dirigente de la Cámara de Comercio.

Desde la institución que preside Riera se ofrece a los empresarios varios programas de ayuda para dar los primeros pasos en la internacionalización de sus empresas. «El mundo ahora es global y eso significa que no hay fronteras y que es necesario abrir mercados», afirmó Riera, quien consideró fundamental coordinar esfuerzos entre entidades como la Cámara, la administración y los diferentes grupos sectoriales «para poder anticiparnos a los hechos e ir a la velocidad adecuada».

Luis Ferrero, jefe del área de Internacional de la Cámara de Comercio, explicó que la ayuda que se presta desde la entidad a los empresarios que desean iniciarse en otros mercados se apoya en cuatro ejes: Promoción exterior, asesoramiento, formación y tramitación de certificados.

Además, desde la Cámara se aboga por un «trabajo conjunto» con las administraciones para que las empresas encuentren una «única vía de internacionalización».

Otro de los servicios que ofrece la Cámara es ofrecer a las empresas una orientación sobre qué mercado es más favorable para sus productos, quiénes son sus competidores y quiénes sus posibles proveedores. También se ofrecen a buscar canales o mercados alternativos como Vietnam, Australia, Argelia, Marruecos o Angola, con menos competencia.

María Dolores de Parra, directora general de Internacionalización de la Generalitat, expuso como se están coordinando todas las ayudas en la Comunidad. Vicente Roncero, director Provincial de Comercio y de ICEX en Alicante, recordó que cada oficina comercial dispone de información sobre los posibles mercados y que se pueden obtener servicios personalizados a medida. «Se pueden realizar estudios para conocer los agentes más adecuados en un determinado mercado acorde a mis necesidades», explicó.

El mercado global obliga a los empresarios alicantinos a reinventarse continuamente en un mercado donde la competencia es mundial. Los diferentes sectores deben luchar por estar siempre en el escaparate y por hacer visibles sus productos. «Nosotros nos renovamos cada seis meses», señala Marián Cano, presidenta de Avecal. La apuesta de los empresarios del calzado, marcada por los ciclos cortos de la moda, es tener contacto directo con los potenciales clientes en las ferias internacionales. «Tenemos que hacer una inversión para la internacionalización porque tenemos competencia con todos los países y es necesario buscar una marca para diferenciarse», argumenta Cano.

Tesis compartida por José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes. «Sería importante generar sinergias porque hay que estar presentes en los catálogos para que te vea el consumidor», dijo Pastor, quien apuntó la necesidad de amoldarse a los nuevos tiempos y, en especial, a la venta digital. «Desde 2008 a 2016 las ventas en internet han pasado del 9% al 30% en Europa y en España del 1% al 15%. Y esto va a seguir creciendo», vaticinó.

NI EL BREXIT NI EL ‘EFECTO’ TRUMP SE DEJAN NOTAR

El crecimiento de la economía mundial continúa imparable al margen de acontecimientos políticos que puedan agitar la estabilidad política. Ni la salida del Reino Unido de la zona euro ni la llegada de Trump a la Casa Blanca han frenado la inercia positiva, que apunta a un crecimiento del 9% en Europa. Estos cambios políticos han tenido un efecto más psicológico que efectivo en los mercados. «En la zona euro todo el mundo exporta más y se consolida el crecimiento mundial», afirma Luis Ferrero, quien sí alerta del peligro que para las exportaciones pueden tener los gobiernos populistas. «Europa es la tarta por la que pelean China y Estados Unidos», advierte José Antonio Pastor, representante de los empresarios del juguete. Donde sí coinciden todos los expertos es en señalar que el terrorismo y la inseguridad no son compatibles con el consumo, sobre todo en sectores como la moda o los juguetes. «Donde se producen atentados el consumo se retrae, sobre todo de los productos que no son de primera necesidad. Ha pasado en Francia y Bélgica», recuerda Marián Cano, presidenta ejecutiva de la Asociación Valenciana de empresarios del Calzado (AVECAL).

LAS CLAVES

María Dolores Parra Robles, directora general de Internacionalización de la Generalitat Valenciana, aseguró que el reto de la administración autonómica es «coordinar las ayudas que reciben los empresarios para hacerlas más eficientes». «La internacionalización debe ser una herramienta fundamental. Hay que externalizarse en un mundo cada vez más global y no solo en lo que respecta a los sectores industriales, sino también en los servicios», afirmó. Parra recordó que la Generalitat organiza cursos para los empresarios para ayudarles a mejorar su marketing digital. También anunció subvenciones para las entidades culturales e insistió en la apuesta por la formación del capital humano, especialmente en el aprendizaje de idiomas.

El director Provincial de Comercio y de ICEX en Alicante, Vicente Roncero, afirmó que la economía española vive un momento histórico en la exportación, con un 14%, «La internacionalización debe suponer un cambio de cultura para las empresas. El producto no debe ser limitativo y las empresas deben romper barreras culturales e idiomáticas», indicó el dirigente de ICEX. Roncero recordó que su institución ha creado el programa estrella ICEXNEXT, de apoyo a la internacionalización de la pyme. «Han participado ya en él 2.000 empresas y el 64% de ellas se ha convertido en exportadora regulares. El programa pone al servicio expertos que hacen un diagnóstico previo de la situación y aconsejan al empresario», explicó.

José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, afirmó que las exportaciones de su sector suponen el 2,5% del total de la economía española y explicó que la estacionalidad de la oferta -solo seis semanas al año- obligó a buscar otros mercados desde hace 50 años. «El sector juguetero tiene en su ADN exportar. El juguete mueve 1.500 millones de euros. El 66% del sector tiene actividad exportadora y un 60% de la facturación procede de la exportación», indicó. Pastor pidió a la administración que mantenga su apoyo a los sectores tradicionales y también agilidad en los trámites burocráticos. «Antes las asociaciones ayudábamos más en la orientación para determinadas gestiones, pero eso se ha perdido un poco», dijo.

La presidenta ejecutiva de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal), Marian Cano, recordó que el sector del calzado fue el de los primeros que apostó por la internacionalización de su producto apoyándose en la «calidad y la moda». «Desde 2010 a 2015 crecemos por encima del 50% en exportaciones, aunque esa tendencia se frenó el año pasado. El 2017 hemos vuelto a crecer en marzo», dijo Cano, quien afirma que su sector afronta un triple reto para el futuro. «Debemos diversificar el mercado, con crecimiento en China y Estados Unidos, y mejorar en la transformación digital y la venta on line. También debemos lograr marcas globales para competir mejor y con más argumentos con las grandes marcas mundiales», explicó.

Luis Ferrero, jefe del área Internacional de la Cámara de Comercio de a Alicante, detalló las ayudas y la orientación que los empresarios suelen recibir de la institución. Desde el programa Comienza a exportar, donde se realizan unos módulos informativos por las comarcas, a otros más elaborados y que recogen un diagnóstico preciso de la situación del nuevo mercado en el que se desea entrar. La Cámara , además de formar y orientar, también se ofrece en la mediación del cobro de deudas. Los cursos de asesoramiento son gratuitos y tras la puesta en marcha la Cámara financia el 50%. Ferrero apunta la necesidad de un «trabajo conjunto» con la administración para que se encuentre una única vía hacia la internacionalización.