La Cámara pide la inclusión del aeropuerto de Elche/Alicante entre los corredores seguros para el turismo británico

156

Alicante, 27/7/2020. El Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Alicante, reunido hoy y a propuesta de la comisión de turismo que preside Gema Amor, ha acordado sumarse a las peticiones generalizadas de gobiernos, instituciones, asociaciones y empresas turísticas para que el aeropuerto de Elche/Alicante sea considerado como un corredor seguro para los vuelos procedentes especialmente de las islas británicas, al mismo tiempo que quede sin efecto la cuarentena obligatoria en el Reino Unido para los viajeros procedentes de nuestra provincia.  

La situación tras la decisión británica de la cuarentena obligatoria es un golpe tremendo a los sectores turísticos y al conjunto de la economía de la Costa Blanca. Las previsiones tras salir del estado de alarma eran francamente esperanzadoras y se suponía una buena respuesta para la temporada estimada en alrededor del cuarenta por ciento. Hay hoteles que ya han abierto o tenían programado abrir en los próximos días para recibir a los turistas británicos y los vuelos de procedencia estaban llenos al 90 por ciento de sus plazas totales, siendo la previsión de 600.000 asientos programados hasta el 30 de septiembre.  

El presidente de la Cámara, Juan Riera, ha estado hoy en contacto con los máximos representantes autonómicos y provinciales del turismo, así como con la Cámara de Comercio de España en el Reino Unido y diferentes asociaciones sectoriales con el fin de realizar medidas conjuntas para apoyar estas reivindicaciones.  

La Cámara solicita, igual que la Generalitat Valenciana, Diputación, Ayuntamiento de Benidorm y una larga serie de instituciones y asociaciones que se reconfigure el Aeropuerto Elche-Alicante para que entre en la red de aeropuertos seguros y se evite una situación de bancarrota del sector, cuando además los datos en nuestra provincia no son excesivamente graves.  

Se pide también al Gobierno de España que además de luchar por incluir a las islas Baleares y a las Canarias como zonas especiales para el turismo británico, se incluya en las gestiones diplomáticas a la Comunidad Valenciana. La opinión de la Cámara es que los turistas británicos pueden venir con toda seguridad a Benidorm y al resto de destinos turísticos de la Costa Blanca con la garantía de que, como siempre, van a encontrarse como en casa, mimados y protegidos.