La Cámara ayuda a las pymes a diseñar sus planes de reestructuración para posibilitar la viabilidad y continuidad de empresas y negocios

133

El presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Alicante, Carlos Baño, ha clausurado hoy la I Jornada de Reestructuración y Procedimiento Especial de Microempresas, orientada a ayudar a pequeñas y medianas empresas a diseñar sus planes de reestructuración, con el objetivo de permitir la viabilidad de empresas y negocios que atraviesen dificultades financieras. Durante su intervención ha destacado que la voluntad de la Cámara es “ser un instrumento útil para el tejido empresarial y por ello vamos a seguir trabajando desde el servicio de mediación de la Cámara para ayudar a empresas que atraviesen situaciones de dificultad o insolvencia antes de llegar a la fase concursal”.

Carlos Baño ha destacado la oportunidad de celebrar esta sesión “porque aborda una cuestión de vital importancia para las empresas. Más aún, en un contexto como el que estamos atravesando, con una inflación como no hemos visto en 40 años, un descenso del consumo y un alza de los costes de la energía y materias primas que se convierten en una tormenta perfecta que ataca directamente a la rentabilidad y viabilidad”.

El presidente de la Cámara ha hecho referencia a la supresión de la mediación concursal como procedimiento previo al concurso, una solución que permitía alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores y que la nueva ley elimina. En este sentido, ha recordado que éste “era uno de los servicios que tradicionalmente ofrecían las Cámaras de Comercio en casos de insolvencia de empresas y autónomos”.

“No obstante, desde la Cámara vamos a seguir ofreciendo nuestros servicios para ayudar al tejido empresarial implementando, desde el servicio de mediación, soluciones que permitan prever y atajar las situaciones de insolvencia en las empresas”, ha subrayado.

La Ley de reforma de la Ley Concursal traspone al derecho español la Directiva europea 2019/1023, tiene como objetivo asegurar la continuidad de empresas y negocios que son viables pero que se encuentran en dificultades financieras que pueden amenazar la solvencia y acarrear el consiguiente concurso. 

Las principales novedades de la nueva norma son la figura de los ‘planes de reestructuración’ y el procedimiento especial para microempresas. La ley configura los ‘planes de reestructuración’ como un instrumento preconcursal dirigido a evitar la insolvencia, o a superarla, que posibilita una actuación en un estadio de dificultades previo al de los vigentes instrumentos preconcursales.

Del mismo modo, introduce un ‘procedimiento especial para microempresas’, al que deben acogerse aquellas que cuenten con una facturación de menos de 700.000 euros anuales, un pasivo de 350.000 euros o que tengan menos de 10 trabajadores.

La jornada se ha organizado en colaboración con el Colegio de Economistas de Alicante y el Colegio de Abogados de Alicante, dirigida a empresas y profesionales (abogados, economistas y administradores concursales), con la finalidad de abordar las novedades de la Ley de reforma de la Ley Concursal y analizar su impacto en el tejido empresarial.

En ella han participado magistrados y economistas de reconocido prestigio a nivel nacional, y especialistas financieros en materia de restructuración. Entre ellos, el magistrado del juzgado número 4 de lo Mercantil de Alicante, José Luis Fortea, junto a sus homólogos de Madrid, Moisés Guillamón y Juan Carlos Picazo, y Barcelona, César Suárez y Raúl García, el letrado de la Administración de Justicia, José Vela, o el director de asesoría jurídica de Restructuraciones del Banco Santander, Luis Sánchez Velo. También ha participado el catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad Jaume I de Castellón Fernando Martínez Sanz.