El PIB a precios corrientes de la provincia de Alicante creció un 15,3% en el tercer trimestre de 2022, 2,7 puntos porcentuales menos que en el segundo trimestre

771

La economía alicantina pierde dinamismo en el tercer trimestre del año, tras el repunte del trimestre anterior. Así lo refleja el Indicador Sintético de la actividad económica de la provincia de Alicante (ISpA), que elabora trimestralmente el Gabinete de Estudios de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Alicante en colaboración con el Banco Sabadell.

El PIB a precios corrientes, estimado por el ISpA, registró un crecimiento interanual del 15,3% en el tercer trimestre de 2022, 6,6 puntos porcentuales por encima de la media española.

Las ramas de servicios que se han visto beneficiadas por el fin de las restricciones asociadas a la pandemia son las que muestran una evolución más favorable, frente a un crecimiento más débil de la industria y el retroceso de la agricultura, sectores cuya actividad está más expuesta al aumento de los costes energéticos.

El valor añadido bruto del sector Servicios creció un 18,5%, respecto al tercer trimestre de 2021. Las ramas del Comercio, Transporte y Hostelería registraron un aumento interanual del 30,1%, mientras el resto de las ramas de Servicios creció un 13,4%.

El valor añadido bruto de la Construcción aumentó un 10,2%, respecto al tercer trimestre del año anterior y las ramas industriales crecieron un 4%. El sector agrario registró una variación interanual del -0,7%.

En el período enero-septiembre, el PIB a precios corrientes de la provincia de Alicante, estimado por el ISpA, creció un 16,8% en tasa interanual. Esta tasa supera en 6,5 puntos porcentuales la media de la economía española y se sitúa 4,4 puntos porcentuales por encima del nivel alcanzado en el mismo período de 2019.

Consulta AQUÍ el informe completo.